En el transcurso de una noche reciente, cuanto la sabiduría interior habla…

Si ayer el mundo te dio sombras, espinas y veneno, hoy el mundo es la oportunidad para convertirme en mi propio antídoto. Soy mi propia medicina. Somos medicina los unos para los otros.

 

ANTIDOTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s