Menstruación: La rareza de no sentir rechazo hacia mi cuerpo.

Siempre he llevado como un secreto el hecho de que gusta mi menstruación. Últimamente me he preguntado mucho a que se debe que lo haya considerado que estar a gusto con mi regla sea algo extraño, perverso incluso fetichista. Si la mayoría de las mujeres que conozco rechazan su menstruación y a si mismas, entonces debo ser la rara. ¿Y si, mi relación con mi regla fuese mucho más sana precisamente porque no vivo ese rechazo?

El 12 de abril del 2003 me vino la regla por primera vez a mis 12,5 años de edad. Mi reacción fue de ilusión. ¡Soy mayor! pensé y contenta fui corriendo a decírselo a mi madre, la cual estaba cambiándole un pañal a mi hermana de 1 año. Mi madre reaccionó sorprendida, preguntándome si estaba segura porque le parecía pronto. Más adelante fuimos a por compresas. Yo me sentía orgullosa, se lo conté a mis amigas, algunas de ellas ya les había venido y compartíamos la alegría de dejar de ser niñas. Alguna amiga estaba triste porque no quería dejar de ser niña y ahora como adulta, lo comprendo. Yo desde luego, estaba encantada de considerarme mayor. 

Al cumplir 15 años fue cuando empecé a oir a mi alrededor quejas sobre la menstruación, dolores tremendos, asco, mareos, mal humor, hipersensibilidad, granitos alrededor de la boca y sobre un rechazo generalizado de todas aquellas adolescentes hacía su cuerpo. Yo tuve la suerte de que mis dolores de regla eran tolerables según que momento asi que doy por hecho que las personas que sufren dolores muy intensos o padecen endometriosis entre otras cosas, sufran mucho al tener la regla. A la par los varones adolescentes de mi alrededor empezaban a hacer bromas y comentarios despectivos sobre la menstruación “ está enfadada porque le ha venido la regla, dale un poco de chocolate y se le pasa” “ no hay nada más asqueroso que unas bragas con sangre” vivía en Inglaterra así que también escuché “ When the river runs red take the dirty track instead”que traducido significa “cuando el rio fluye rojo, toma el camino sucio” haciendo referencia a las relaciones sexuales. Las chicas reían estas gracias e incluso decían algunas cosas como “Odio ser mujer una vez al mes”. Afirmaciones con las que yo nunca estuve de acuerdo, pero al mismo tiempo me sentía tan inadecuada por mi sensación con mi propia regla que permanecía callada. 

Más adelante y hasta el día de hoy, sigo observando a muchas mujeres que siguen diciendo que prefieren no ser mujeres, que se odian, que se dan asco etc. Al mismo tiempo escucho a muchas otras que se cuidan y se miman cuando tienen la regla. Cuando me aventuré y me puse a buscar información positiva sobre la regla encontré varias cosas muy interesantes. Por ejemplo, las indulgencias que una se permite al tener la regla, aprovechar para bajar el nivel de energía física y descansar, una gran variedad de productos para encontrarte mejor al menstruar y una tendencia bastante reciente que promueve la reconciliación con la menstruación.  Me llama la atención y a lo mejor es que no he buscado lo suficiente, que nadie hablé de lo que le gusta o de qué disfruta de su regla a nivel físico, a nivel biológico y orgánico, por esta razón y por mis vivencias y lo que escucho sigue habiendo una fuerte tendencia de rechazo e incomprensión que provocan que muchas mujeres tengan una pésima relación con su menstruación. 

En mi caso siempre he preferido no tomar medicamentos para evitar el dolor (reitero que mis dolores son medianos y tolerables) porque me gusta sentir mi cuerpo incluso en lo desagradable. El paso del tiempo también me ha permitido entender y escuchar atentamente mi ciclo y entiendo mis fluidos vaginales y mis reacciones psíquicas, de pronto todo me emociona y lloró por cualquier cosa, ya se que a los dos días aproximadamente me viene la regla. Utilizo compresas porque personalmente, me gusta que mi menstruación se libere y salga de mi cuerpo. Para mi los tampones retienen mi regla dentro de mi y no me gusta. Las últimas tendencias como el moon cupque además es estupendo para el medio ambiente es algo que todavía no he probado y que por la misma razón que los tampones a mi no me gusta. Siento como mi vientre se hincha y mi óvulo derecho (qué es con el que ovulo) me duele bastante y se que estoy viva. El olor de la sangre de la menstruación me recuerdo muchísimo a la tierra y a la naturaleza. Me siento muy excitada sexualmente justo antes de la regla mientras que cuando se termina el sangrado me paso varios días con el deseo sexual con un volumen muy bajo. 

Sentirme así de natural en conexión con el ciclo de la vida, de la tierra, de la marea, de la luna, enciende mi creatividad y he empezado a escribir poesía inspirada en mi cuerpo. 

Para mi la regla es el recuerdo antiguo, eterno de la naturaleza en mi cuerpo.  Admito que al escribir esto me acuerdo mucho de una frase de Frida Kahlo. 

“Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tu estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú.”  Frida Kahlo. 

No pretendo que todas las mujeres sientan lo mismo que yo hacía su regla porque sin lugar a dudas es molesta, incómoda y muy dolorosa para muchas. Lo único que busco es lanzar una llamada contando mi experiencia por si hay más mujeres que experimentan algo parecido a mi. Creo que la actitud de rechazo que tienen la gran mayoría de las mujeres tiene un componente aprendido y sociocultural muy marcado. 

La sensación de inadecuación viene por todo lo que implica la menstruación culturalmente “puedes tener hijos” en muchas culturas” ya te puedes casar” “de esto no se habla” “te has manchado tienes que tener mucho más cuidado, no seas sucia “ estás insoportable, tendrás la regla”. Es una actitud acusatoria hacía la mujer que menstrua. Así es muy difícil que las adolescentes y las mujeres en general puedan acoger y sentir su menstruación con una mirada natural. Utilizo está palabra NATURAL porque la regla es natural, duele y reconecta con una parte muy tangible de la mujer, de la feminidad. No es la único femenino, es algo más que puede convertirse en un pilar fundamental del amor propio. La regla mancha, incómoda incluso es muy inoportuna, es cierto y al mismo tiempo si le damos espacio, escuchamos esas sensaciones que se despiertan con la regla, es muy posible que nos sintamos más cerca de nosotras mismas y resulte un poco más fácil atravesar la menstruación. 

Como psicóloga y psicoterapeuta busco con mis pacientes que se reconcilien con su cuerpo, igual que con cualquier otro aspecto de ellos mismxs y en concreto con las mujeres que acuden a consulta si hablan de su menstruación, tengo esta misma actitud en la que doy espacio al dolor y a la queja para dejar más espacio a la comprensión, al mimo y a la aceptación de una misma.

2 comentarios en “Menstruación: La rareza de no sentir rechazo hacia mi cuerpo.

  1. Sandra

    En verdad que nunca había sentido lo que tú has expresado con tanta compresión algo que realmente lo siento nefasto muchas gracias por compartir algo que es sano mentalmente y lo que es más importante cambiamos la manera de sentir y de ver lo que por naturaleza pasa en nuestro cuerpo y que conlleva a dar vida.

    Me gusta

    1. LgavTerapeuta

      Gracias por tus palabras Sandra,
      Me alegro de que mi reflexión te haya sido útil para cambiar la perspectiva en relación a la menstruación. Es un proceso natural, sano y de conexión con la vida como tú dices.
      un fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s