Recolocar nuestras pérdidas

Mi estómago se retuerce, mi pecho aprieta, mi tripa se hincha, mi frente trae consigo una nube constante a su alrededor. Mi mente se evapora, mi corazón está bien escondido y yo me siento como una autómata, que a ratos se agarra al rayo de sol más cercano y se deja colgar en él, como si de una liana se tratará. Seguir leyendo “Recolocar nuestras pérdidas”

A la sombra en Verano

Sombras. Penumbra. Refugio del sol.

Olvido del ardor que el asfalto vomita.

Sombra, me escondo en tu escondite sin luz,

Luz que en esta ocasión ciega y quema. No se si es porque el mundo se recalienta y no hacemos mucho por pararlo o porque yo este verano llevo demasiada emoción a 40 grados de intensidad. O ambos. Seguir leyendo “A la sombra en Verano”

Proceso de duelo de una pareja: Partes del Proceso: Despedirse y Dejar ir.

En mi experiencia personal reciente he descubierto que hay una diferencia entre despedirse y dejar ir. A pesar de haber estudiado y haber hecho ya algún que otro duelo, estos términos siempre han tenido un toque abstracto y poco claro. No hay nada cómo vivir la vida misma para entender y dar significado a estos conceptos. Seguir leyendo “Proceso de duelo de una pareja: Partes del Proceso: Despedirse y Dejar ir.”

desprendimiento de lágrimas

“Cuando alguien duele tanto como tú. Hay un desprendimiento de lágrimas. Y caen a pedazos, ruedan, mojan, se hunden en mis labios. Decoran el borde del papel sobre el que escribo. Cuando alguien duele tanto en el estómago cómo tú. Las lagrimas se desprenden distrayendo el vació agudo que siento, a ratos. 

Tristeza. Profunda tristeza cuando renuncias. Yo renuncio y se desprenden de mis montañas lagrimas pesadas como rocas.”

L.G-A.V.

20151105_123953